SE REALIZÓ EL REPLIEGUE DE CARGA Y PERSONAL EN BASE PRIMAVERA

Mediante operaciones de vuelo con helicópteros embarcados en el rompehielos ARA “Almirante Irízar” se replegaron residuos y diversas cargas; mientras que el Aviso ARA “Islas Malvinas” replegó a la dotación de esta base temporaria para ser trasladada al continente.

Antártida- En el marco de la última etapa correspondiente a la Campaña Antártica de Verano 2019/20, ejecutada por el Comando Conjunto Antártico, el rompehielos ARA “Almirante Irízar” fondeó esta mañana a 4 millas náuticas de la Base Conjunta Antártica temporaria Primavera. 


Tras dos días de navegación que incluyó el cruce del Pasaje de Drake, el rompehielos arribó a esta base conjunta antártica, que se encuentra operativa durante la temporada de verano y cuya apertura se efectuó el pasado 7 de diciembre. 


En proximidades de la base Primavera, también estaba operando el Aviso ARA “Islas Malvinas” que se encuentra desarrollando la tercera etapa de la Patrulla Antártica Combinada (PANC) que se realiza desde hace más de dos décadas entre las Armadas de Argentina y Chile.


Después de esperar unas horas hasta que las condiciones meteorológicas fueran favorables, comenzaron las operaciones de vuelo con helicópteros Sea King embarcados, en coordinación con el Grupo Playa que se encargó de cargar, verificar y contabilizar todos los elementos replegados hacia el buque.


Los trabajos logísticos continuaron durante la tarde, replegando carga científica, carga general, tubos de gas, botes, motores fuera de borda y residuos antárticos generados en la base, tanto los históricos como los de esta campaña. 


De los 20 integrantes de la dotación de base Primavera, cuatro efectivos del Ejército Argentino fueron embarcados a bordo del rompehielos para ser trasladados al refugio Paso de los Andes, que se encuentra próximo a la base conjunta antártica San Martín, próxima base a abastecer y hacer recambio de dotación, para que realicen tareas de reparación en dicho refugio. 


Mientras, el aviso ARA “Islas Malvinas” está a cargo de replegar a gran parte de la dotación de la base: 9 científicos de la Dirección Nacional del Antártico y 7 militares, quienes deberán efectuar el cierre de la base antes de ser trasladados a la Base Aérea Antártica Eduardo Frei Montalva, que se encuentra en la bahía Guardia Nacional, a fin de que puedan abordar el miércoles un vuelo de regreso al continente tras más de tres meses de permanencia en la base conjunta antártica Primavera.

El Comandante Conjunto Antártico (COCOANTAR), General de Brigada Justo Francisco Treviranus, junto al Comandante del Componente Terrestre Adolfo Ernesto HUMARÁN, y el Comandante del Componente Naval, Capitán de Navío Carlos María Allievi, y otras autoridades del Comando Conjunto Antártico, realizaron un recorrido por Primavera previo a que se produzca su cierre durante el término de casi diez meses hasta la próxima apertura durante la Campaña Antártica de Verano 2020/21.


De especial interés científico


La Base Primavera está ubicada a 50 metros sobre el nivel del mar en la entrada sudoeste de la caleta Cierva, en un promontorio rocoso que se levanta en la costa oeste de la Tierra de San Martín, en el acceso norte del estrecho de Gerlache. 


Sus antecedentes se remontan a 1954, cuando un 23 de enero personal de la Armada Argentina inauguró el Refugio Naval Capitán Cobbett en cabo Primavera; refugio que durante muchos años fue utilizado por las expediciones de exploración argentinas en la zona. 


Así fue que, buscando fortalecer la presencia argentina en la Antártida y ampliar los estudios de la costa oeste de la península Antártica, personal del Ejército Argentino se estableció en el lugar. 


El refugio fue expandido y se edificó lo necesario para cobijar a científicos del Instituto Antártico Argentino; instalaciones que fueron inauguradas el 3 de marzo de 1977 y luego amplificadas. Como tarea subsidiaria, una pequeña expedición realizó detalladas observaciones meteorológicas y glaciológicas.


Después de 5 años de ocupación permanente, Primavera fue desactivada el 31 de diciembre de 1981 por resolución del Comité Científico Internacional (SCAR) ya que se encuentra dentro del Sitio de Especial Interés Científico (SEIC). Desde entonces, la base se abre durante cada verano antártico para su mantenimiento y realización de diferentes programas científicos a cargo del Instituto Antártico Argentino.


Algunos de los estudios científicos se centran en la biología trófica y respuesta al cambio climático de las focas, morsas y de las aves antárticas. Asimismo, se monitorea el ecosistema y se realiza un relevamiento topográfico y fotogramétrico de la zona que cuenta con lugares libres de hielo que exhiben un 80% de toda la vegetación que se conoce en el continente blanco (líquenes, musgos y algunas pequeñas gramíneas) y posee un 90% de las especies animales antárticas.


Justamente son los componentes del Comando Conjunto Antártico, integrado por personal de la Armada, Ejército y Fuerza Aérea argentinos, quienes tienen a su cargo el apoyo a estas actividades científico-técnicas mediante el mantenimiento, reparación y conservación de las instalaciones, del equipamiento -vehículos y maquinarias- y de los sistemas de comunicación existentes, a fin de asegurar el funcionamiento de ésta y de todas las bases y refugios con los que cuenta nuestro país en la Antártida.

YO TE AVISÉ

Noticias de Ushuaia, Tierra del Fuego, Patagonia Argentina.

Te puede interesar