Cambio de horario bancario: “Lo que tenemos que analizar es si a la gente le sirve el cambio”

Economía 02 de septiembre
El vicepresidente del Banco de Tierra del Fuego, Gabriel Clementino, se expresó en contra del cambio que impulsa La Bancaria para llevar el horario de atención de los bancos de 08.00 a 13.00. Aseguró que la modificación no es facultad de la Legislatura sino del Gobierno y opinó que “tenemos que pensar qué es lo que queremos preservar, el interés de cierto sector del empleado bancario, o el interés de la comunidad en general”.
20170902144829_cajeros_bancos

El pedido del La Bancaria de llevar el horario bancario de ocho de la mañana hasta las una del mediodía genera más rechazos que adhesiones en los últimos días. El proyecto que se debate en la Legislatura, de ser aprobado, modificaría el horario de todos los bancos –públicos y privados- de la provincia que actualmente se desempeñan entre las diez y las tres de la tarde.

El propio vicepresidente del Banco de Tierra del Fuego (BTF), Gabriel Clementino, se expresó en contra de la propuesta, planteando que según la normativa del Banco Central, la potestad de realizar modificaciones sobre el horario, es de los Gobiernos provinciales, y no de las Legislaturas.

“El tema nos agarró por sorpresa a nosotros, porque no pensamos que algo que había estado vetado y que la misma Cámara Legislativa anterior a fines de 2015 no insistió, entendíamos que era un tema zanjado. Las motivaciones yo no puedo averiguar cuáles son, me parece que hubo de parte de la gremial que presentó una carta planteando una visión del sector y de los empleados, porque supongo que tienen la representación de todos los empleados y todos tienen el mismo pedido que la Bancaria”, expresó Clementino consultado por Fm La Isla.

Incluso el vicepresidente señaló que “cuando uno habla con los empleados, se ve que no tienen la misma sintonía, pero bueno, La Bancaria presentó una nota y ellos hacen la evaluación de que el banco abra a las ocho de la mañana igual que en Formosa está bien acá en Tierra del Fuego”.

El representante del BTF planteó la postura del banco: “Lo que tenemos que ver es si le sirve a la gente el cambio, nosotros tenemos una clientela que atender, y todos los bancos, porque acá no estamos hablando de la regulación del Banco de Tierra del Fuego, no focalicemos porque hay una mala percepción. Acá lo que se busca regular es el horario para todo el sistema financiero”.

“La circular del Banco Central plantea que para las provincias, excepto Capital y Provincia de Buenos Aires, cada Gobierno va a definir el horario en el marco de que se ajuste a ciertas condiciones”, remarcó.

Y sostuvo que más allá de las facultades “tenemos que preguntarnos a quién le sirve esto, a quién le sirve que abramos el banco a las ocho de la mañana y que los jubilados tengan que esperar a las ocho menos cuarto en un clima como el que tenemos acá que es mucho más duro que el de otras provincias”.

“Me parece que estaríamos generando un perjuicio a la gente, el tema no es que la gente se acostumbre, sino que esto es un servicio, y yo me pregunto a quién le va a servir”, agregó.

En la misma línea indicó que “yo soy de esta posición, si la gente está de acuerdo, y les parece bárbaro que abramos desde las ocho de la mañana hasta las trece horas, y nosotros vemos esa buena recepción, la verdad no tendríamos problemas, porque sería la clientela la que estaría definiendo una necesidad”.

Sin embargo expresó que “si esto es un tema que solamente tiene que ver con una ventaja que quiere tener el sector laboral del sistema financiero, me parece que nos estamos olvidando de una parte muy importante, que nosotros vendemos servicios y aparte tenemos que estar conectados en sintonía también con Buenos Aires donde tenemos la mayor cantidad de clientela en cuestión de intermediación de datos”.

“Yo no sé cuál es la motivación de los legisladores a acompañar algo así, pero seguramente han evaluado que la gente quiere esto”, ironizó.

Para Clementino quienes deben justificar con argumentos la posibilidad de cambio son quienes lo impulsan. “Yo no le veo cuál es el objetivo de modificar el horario y ponerlo a las ocho de la mañana, tienen que empezar a justificar los que tienen la iniciativa, no nosotros que queremos que siga de esta manera”.

Además expresó que “más allá de que el gremio puede buscar siempre, y está bien que lo haga, mejores condiciones de trabajo porque quieren tener más tiempo libre a la tarde, me parece bien porque todos siempre buscan mejores condiciones, pero acá lo central son los servicios que uno presta y debería mirarlo desde ahí”.

A su criterio “los sectores tienen que opinar, participar y expresar su posición. A mi me han llamado las cámaras empresarias, comerciantes, la gente del turismo plantando lo mismo que hace dos años, y volver  a discutir lo mismo me parece una locura”.

Y entre las cuestiones en contra manifestó que “la realidad es que la gente acá está acostumbrada a un horario, y no van a ir al banco a las ocho de la mañana, van a ir a partir de las diez, entonces van a tener toda la gente amontonada entre las diez y la una, que van a cerrar las cajas después de las dos de la tarde también”.

“Si quieren ser originales no lo están siendo –agrego-  si algo está funcionando bien no lo rompamos. Además entiendo que no es competencia de la Legislatura, porque así lo dice la ley, es competencia del Gobierno de la Provincia como marca el decreto del Banco Central”.

Por último, sostuvo que “en este tema cada uno tiene su percepción, pero tenemos que pensar qué es lo que queremos preservar, el interés de cierto sector del empleados bancario, porque muchos empleados me dicen que no están de acuerdo y que es una locura, o el interés de la comunidad en general que lo que está planteando es que no está de acuerdo”.

Te puede interesar