Turquía amenaza con abrir las fronteras a los refugiados si siguen las críticas de Europa

mundo 25 de noviembre de 2016 Por
El presidente Erdogan amenazó con romper el pacto migratorio. Fue en respuesta a la resolución del Parlamento Europeo en la que pedían suspender temporalmente las negociaciones de adhesión de Ankara al bloque.
presidente-Recep-Tayyip-Erdogan-AP_CLAIMA20161125_0098_28

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tiene a la Unión Europea agarrada por donde más le duele. El mandatario amenazóesta mañana a los gobiernos europeos con romper el pacto migratorio y abrir las fronteras a los millones de refugiadosque viven en Turquía.

El dirigente turco respondía así a la resolución aprobada el jueves por una inmensa mayoría del Parlamento Europeo en la que los eurodiputados pedían a la Comisión Europea que “suspenda” temporalmente las negociaciones de adhesión de Turquía al bloque, que se arrastran desde 2005 sin apenas avances.

El presidente turco dijo en un discurso en Estambul: “Escúchenme bien, si van más lejos –con las críticas- esas fronteras se abrirán, métanselo en la cabeza”.

“Cuando los niños muertos golpearon las costas mediterráneas –siguió Erdogan- ustedes no decidieron cuidarlos. Les ayudamos sin preguntar si la UE ayudaría o no. Alimentamos a 3 millones de refugiados y no abrimos las puertas esperando que nos llegase apoyo europeo, pero ustedes no cumplieron sus promesas”. La noche del jueves Erdogan llegó a decir que con la resolución de la Eurocámara, la UE se puso “del lado de los terroristas”.

La Comisión Europea dijo esta mañana que el pacto migratorio se sostiene en “la confianza” de las partes y pidió a Turquía que lo respete. El gobierno alemán indicó que “amenazar no sirve para nada”. Ulrike Demmer, portavoz el gobierno alemán, dijo que el ejecutivo de Angela Merkel considera “el acuerdo entre Turquía y la Unión Europea un éxito común y que continúe va en el interés de todos los actores”.

El pacto migratorio de marzo de 2016 frenó la llegada de refugiados desde Turquía a las islas griegas del Mar Egeo, que se habían ralentizado meses antes tras alcanzar su máximo en octubre de 2015.

A cambio de frenar la salida de refugiados, la UE prometió a Erdogan 6.000 millones de euros para mejorar las condiciones de vida de los 2,5 millones de sirios residentes en Turquía, la aceleración de las negociaciones de adhesión de Turquía al bloque y la eliminación de la exigencia de visa a los ciudadanos turcos que viajen a Europa.

El dinero va llegando de acuerdo a lo previsto según la Comisión Europea y con retraso según Ankara. Las visas difícilmente se eliminarán mientras Turquía no cambie sus leyes antiterroristas y las haga acorde a la Convención Europea de Derechos Fundamentales –algo que Ankara rechaza-.

Mirá también: Siguen las purgas en Turquía: suspenden a más de 2.000 policías

Las negociaciones de adhesión llevan 11 años arrastrándose sin avances y ya tienen en contra a una abrumadora mayoría del Parlamento Europeo, que en última instancia tendría que validarlas. En un informe publicado la semana pasada la Comisión Europea decía que Turquía en realidad “da pasos atrás” en el cumplimiento de los criterios para ingresar al club, en particular en cuanto al respeto al Estado de derecho y las libertades fundamentales.

Mirá también: Turquía arresta al director del principal diario opositor

Erdogan asegura que los europeos no cumplen sus promesas y no acepta las críticas de la UE por las purgas desatadas tras el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio. Además, Erdogan amaga con reintroducir la pena de muerte, una reforma legislativa que automáticamente bloquearía el camino de Turquía hacia el estatus de miembro de la UE.

Tras la resolución de la Eurocámara, el primer ministro turco Binali Yildirim dijo que aunque la ruptura del pacto migratorio tendría consecuencias negativas para su país, “los daños serían cinco veces más elevados para Europa”.

http://www.clarin.com/mundo/Turquia-fronteras-refugiados-criticas-Europa_0_1693630674.html

Te puede interesar