“Indefectiblemente en el 2023 finaliza el subrégimen industrial”

Locales 23 de noviembre de 2016 Por
La gobernadora Rosana Bertone dio a conocer la intención del gobierno nacional de terminar “ya” con el régimen fueguino, y el logro de las negociaciones que permitieron mantenerlo hasta el 2023. El jueves se reúne con directivos de BGH por la situación de IFSA, ante la voluntad de diversificar la producción. Será necesaria la apertura del decreto 490 y, para eso, la mandataria no cree conveniente continuar con los ataques al presidente Macri ni generar desestabilización con medidas de fuerza. Afirmó que trabaja junto al secretario general de la UOM Antonio Caló y espera un “cambio de actitud” del diputado Oscar Martínez.
1329759052

La gobernadora Rosana Bertone abordó la situación de la industria electrónica y destacó como un logro de las negociaciones con Nación el haber logrado sostener el régimen hasta el 2023, dado que se pretendía ponerle fin este mismo año.
Frente a las protestas por el cierre de IFSA, del grupo BGH, dijo que desde el gobierno se pretende “llevar un mensaje de tranquilidad pero de constante esfuerzo y trabajo. Cuando comenzamos la gestión de gobierno ante el Ministerio de Industria, la posición del gobierno nacional era la libertad de importación de los teléfonos celulares y de las computadoras”, reveló a FM Aire Libre.
Dio cuenta de “un fuerte tironeo, que a veces no tiene por qué ser público, porque es un trabajo que se hace con datos, tratando de hacer cambiar de opinión a los funcionarios, en función del desconocimiento. Me pasó lo mismo cuando Débora Giorgi era Secretaria de Industria de De la Rúa y en la gestión del Dr. Duhalde, cuando pudimos abrir un decreto para fabricar otros productos. Con Néstor Kirchner hice un trabajo constante, y cuando tramitamos la ley de impuestos internos, yo le decía a Cristina Fernández que ni Néstor Kirchner nos había dado esa ley. Siempre estuvimos sujetos a estas vicisitudes, sobre todo en los meses de diciembre y enero, más allá de cualquier gobierno”, sostuvo.
Cargó contra “los cinco diputados que me votan todo en contra y no tienen una gestión para pedir una audiencia en conjunto”, al tiempo que valoró que “con los tres senadores hemos logrado reuniones con el jefe de gabinete, con el ministro Frigerio y el ministro Cabrera, con quien tuvimos reuniones muy complicadas. Pero logramos el compromiso de que la ley, que se iba a terminar de hoy para mañana, va a quedar como está hasta el 2023”, manifestó.
Marcó como otro logro “que no nos quiten los celulares de la provincia y estamos dando ahora una pelea por el tema de las netbooks. Las empresas han ofrecido una rebaja de precio, más allá de que el Ministro de Industria nos diga que se cierra todo y ya no se produce en Argentina. Hay que tener una posición de reclamo conjunto, junto a CAMOCA que nuclea a las empresas de (el resto de) Argentina. Nos resta seguir trabajando con las empresas que fabrican computadoras en Tierra del Fuego y los industriales nacionales, donde hay una fuerte pérdida de mano de obra, porque creo que se pierden cinco mil puestos de trabajo. Vamos a sostener un trabajo de persistencia con el ministro Cabrera, sin corrernos de la mesa de negociación, mientras trabajamos en paralelo la apertura del decreto 490 para nuevos productos”, detalló.

Autopartes y recursos naturales

La apertura apunta en principio a “las autopartes electrónicas. No es un trabajo de un día para otro y tenemos que demostrar lo que podemos hacer. Va a ser un trabajo de unos dos años para interiorizar a fábricas como Toyota y Ford”, estimó.
También mencionó que se trabaja “en la industrialización de la madera y hemos hecho una progresión para que los 250 puestos de trabajo directos lleguen a mil, pero tampoco será de un día para otro”.
Agregó que “tenemos una posición muy firme con respecto al trabajo de las pesqueras en tierra, para que los trabajadores sean fueguinos y no correntinos”, y además que “estamos trabajando con la fibra óptica. Hemos hecho un avance importante con ARSAT para colocar los equipos en una estancia donde Telefónica tiene ya instaladas sus bases. Queremos mejorar la conectividad, porque sin ella no podemos ir hacia la industria del software, que es un nicho importante”, expresó.
Por otra parte, informó que “estamos trabajando con energía eólica, tratando de reactivar la economía con obra pública y he enviado el proyecto a la Legislatura para la fabricación de medicamentos”, como resumen de gestiones paralelas que buscan diversificar la producción.

La UOM y Oscar Martínez

Se le consultó sobre la postura que hizo pública la legisladora Myriam Martínez hacia la UOM, y puntualmente dirigida a Oscar Martínez como responsable de la inestabilidad de los trabajadores.
“Yo mantengo reuniones semanales con Antonio Caló, lo mismo que con Héctor Tapia. Con Oscar Martínez tuvimos conversaciones permanentes hasta el mes de marzo. Luego, como conducción, ha tomado una actitud de llevar la discusión en otro sentido, pero siempre aspiro a retomar el diálogo”, dijo la gobernadora.
“Yo aspiro a hacerle entender a los trabajadores que, si vamos hacia la toma de fábricas o movilizaciones donde puteamos al Presidente de la Nación, decimos que le vamos a dar un palo en la cabeza, o que a Bertone le vamos a dar otro palo en la cabeza, no vamos a ser creíbles ante Nación”, cuestionó de la metodología de reclamo.
“Yo conozco a Macri como he conocido a Menem, a Duhalde, a Alfonsín, y lo peor que podemos hacer nosotros es tener un enfrentamiento como provincia, porque dependemos de que la Nación nos abra o nos cierre el decreto 490 para la fabricación de nuevos productos”, advirtió.
“Creo que Oscar Martínez va a reflexionar, porque es una persona honesta e inteligente, y va a encontrar un camino de diálogo. Va a saber endurecer y luego negociar, porque es algo que hace muy bien. Pero espero que las cosas no se le vayan de las manos, y no endurezca la posición a punto que después no pueda volver a hablar con la Nación”, sostuvo.
Reiteró que “con Antonio Caló, que es el secretario general, estamos peleando para trabajar de forma coordinada. Así vengo trabajando con la UOM nacional y aspiro a hacerlo también a nivel local”.

Hasta el 2023

Bertone ratificó que en la provincia “todos van a seguir produciendo y las industrias han seguido tomando personal. El único problema que tenemos hoy es el de las computadoras netbook y que en 2023 finaliza la ley”, anunció, determinando la fecha de vencimiento para la promoción fueguina.
“Antes de que finalice, tenemos que aprovechar esta etapa para hacer una reconversión verdadera. Si no aprovechamos para una apertura del decreto 490 y para diversificar nuestra producción, indefectiblemente en el 2023 finaliza el subrégimen industrial de Tierra del Fuego”, sentenció.
Instó a que “cuando antes lo hagamos, mejor. Hoy vamos a seguir peleando por las computadoras. Yo tengo una reunión el jueves nuevamente y tengo muchas expectativas, porque hemos hablado con los directivos de BGH para ver qué podemos trabajar con la Nación. El domingo el ministro Cabrera me atendió por teléfono y hablamos de qué otras posibilidades tendría BGH para fabricar y no perder puestos de trabajo. Primero tenemos que convencer a un Presidente que no es industrialista, como es Macri, y lo dije mil veces. Pero la gente votó el cambio, y ahora el cambio está para el que lo votó y para el que no lo votó como yo, que tengo que trabajar con él porque no me queda otra. Es la relación institucional que tiene que tener un gobernador con un Presidente cuando tiene que ir a pedir recursos para pagar aguinaldos, para obras, porque nuestro presupuesto se va absolutamente en el pago de salarios”, argumentó.
“Esta provincia ha tenido tan malas administraciones, que no se ha logrado independencia económica del gobierno nacional, como ocurre con San Luis, Formosa, San Juan o La Pampa. En la Argentina, para sostener el federalismo hay que tener plata y esta provincia no la tiene porque todo se va en sueldos”, fustigó Bertone.
Respecto de la reunión del jueves con directivos de BGH, se mostró “muy esperanzada en que concurra Oscar Martínez”.
Dado que BGH había anunciado la prórroga de contratos hasta el 22 de diciembre y en las últimas horas de ayer la información cambió y los contratos terminarían este viernes 25, la gobernadora reiteró que “la producción va a seguir en todas las áreas y en otras áreas nuevas”.
“Lo que nos queda como provincia es seguir insistiendo con las computadoras”, dijo, con esperanza de que se logre un acuerdo que permita convivir entre fabricación nacional y productos importados.
“Espero que de acá a marzo el gobierno nacional reflexione, porque la baja de precios que ofrecieron las empresas es interesante. Tenemos un trabajo en conjunto, sostenido y, si demostramos que somos creíbles y podemos tener mayor capacidad tecnológica agregada a las computadoras, puede haber posibilidad de que lo logremos de acá a marzo. Puede pasar que no lo logremos, entonces pedimos que se le dé la posibilidad a IFSA y otras empresas que hacen computadoras, de sustituir por otro producto, con la apertura del (decreto) 490. Eso tenemos que tratar con Cabrera y los directivos de BGH están dispuestos a la apertura hacia otros productos. Están trabajando en investigación y tienen propuestas. Para eso necesitamos que Macri firme la apertura del decreto”, subrayó.

Convocatoria a la mesa

Consultada sobre el pedido de convocatoria a una mesa integrada por todos los sectores políticos, sindicales y sociales, para llevar una postura unificada a Nación en defensa del régimen, puso en duda que resulte efectivo.
“Vamos a tener un trabajo responsable en la medida que la Nación se quiera sentar. Tenemos que hacerlo sobre la base del respeto, de aportar ideas y propuestas claras. Para poder sentarnos, tenemos que llevar el reclamo ante la Nación y para eso hay que conocer los actores y la manera de movernos”, observó.
“Yo siempre creo que, cuanto más apuremos a Macri y más le demos con el palo en la cabeza, peor nos va a ir a los fueguinos. Es mi impresión. No me gusta la violencia, no creo en esa forma de construcción política, y tengo derecho a expresar de qué manera se quiere trabajar. Hay que trabajar buscando consensos, aportando ideas, y dentro de un marco de pacificación. No creo en la violencia”, concluyó la gobernadora.

Te puede interesar